Afeada competencia

Manuel Fermín

Ante el afeado espacio electoral en que han diseñado su estrategia de lucha los políticos del Gobierno, cabe también, por ser voces y plumas de alquiler, incluir medios y comunicadores que se prestan a alterar el ánimo del elector, y excitar las emociones para conseguir la percepción de que la realidad no es tal como es, o incluso creando una realidad imaginaria.

Ante esa evidencia, con un arranque de madurez política, o una suerte de golpe a contramano en la trayectoria política, es lo que se interpreta de la nueva expresión electoral de la oposición unida. Y la verdad que el momento no es para repetir con más amateurismos en asuntos de dirección del Estado, pues eso significa darle el triunfo a la improvisación y recibir lo mismo: nada.

La República Dominicana parece el ejemplo más incontestable de pasar por una mutación política que ha llevado al pueblo, que entendíamos más o menos consciente ante cualquier cálculo electoral, sin embargo, vemos un comportamiento errático de sectores políticos “organizados” de aceptar el reparto de canonjías de todos los niveles desconocidos, desviándose de un verdadero ejercicio de responsabilidad ante tanto canibalismo y paganismo electoral propios del oportunismo político.

Indudablemente que el Estado luce débil y el sistema político no se afianza; pero además nos faltan y echamos de menos herederos políticos de la vieja estirpe de hombres como los que edificaron el país, de los del linaje de la determinación, de los acabados en el temple para enfrentar los ataques a la soberanía seriamente amenazada por el colaboracionismo oficial con la urdimbre extranjera por dispersar el carácter integrador de la nación tomada como objetivo prioritario para descargar una población haitiana portadora de todas las taras negativas que tienen por siglos de historia.

Por tanto, más que un consenso patriótico para denunciarlo, hay que proponerse usarlo para dar pasos decisivos para desmontar con el voto ese chantaje y esa trama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *