Identifican violador en serie como responsable de dos asesinatos ocurridos hace tres décadas

Identifican violador en serie como responsable de dos asesinatos ocurridos hace tres décadas

RICHMOND, Virginia. Casi tres décadas después de que dos jóvenes fueran encontradas degolladas en el Parque Nacional Shenandoah de Virginia, las autoridades federales anunciaron el jueves que han identificado a un violador en serie de Ohio, ya fallecido, como el responsable de los asesinatos.

Los cadáveres de Julianne “Julie” Williams, de 24 años, y su compañera, Laura “Lollie” Winans, de 26, fueron encontrados atados y amordazados en su campamento del parque en 1996. Los asesinatos provocaron una oleada de miedo en la comunidad LGBTQ+, pero el FBI declaró en una conferencia de prensa el jueves que no hay pruebas de que las mujeres fueran atacadas por su orientación sexual.

Los asesinatos sin resolver desde hace tiempo fueron revisados por un nuevo equipo de investigación a partir de 2021, dijo Stanley Meador, el agente especial a cargo de la oficina del FBI en Richmond. Recientemente, un laboratorio privado extrajo ADN de varias pruebas de la escena del crimen y envió el perfil genético al Sistema Combinado de Índices de ADN del FBI, una base de datos utilizada por las fuerzas del orden para cotejar el ADN con el de un sospechoso criminal.

Obtuvieron una coincidencia positiva con Walter “Leo” Jackson Sr., violador convicto originario de la zona de Cleveland (Ohio). Meador explicó que el FBI obtuvo entonces el ADN del hisopo original tomado a Jackson cuando fue acusado de otra violación en Ohio, lo que confirmó la coincidencia. Dijo que las recientes pruebas de ADN han revelado que sólo hay una posibilidad entre 2.6 billones de que el ADN hallado en la escena del crimen proceda de otra persona que no sea Jackson.

Esta semana, los funcionarios del FBI pudieron comunicar a las familias de las dos mujeres quiénes creen que cometieron los asesinatos, dijo Meador.

“Llevan demasiado tiempo buscando respuestas”. dijo Meador.

Jackson, que trabajaba como pintor de casas, murió en prisión en 2018 en el condado de Cuyahoga, Ohio, a los 70 años. Había cumplido al menos cuatro penas de prisión distintas tras ser condenado por secuestro y múltiples violaciones y agresiones.

El reciente reanálisis de las pruebas de la escena del crimen mostró que tanto Williams como Winans fueron agredidas sexualmente, dijo Christopher Kavanaugh, fiscal federal del Distrito Oeste de Virginia. Kavanaugh dijo que las autoridades investigaron si las violaciones y los asesinatos podían considerarse delitos de odio. Pero dijo que no encontraron pruebas de que Jackson conociera su orientación sexual o las eligiera como objetivo por ese motivo.

“No se equivoquen, este crimen fue brutal, este crimen fue definitivamente odioso, sin embargo no tenemos ninguna prueba” de que el crimen estuviera motivado por prejuicios anti-gay, dijo Kavanaugh.

Las autoridades se mostraron imprecisas cuando se les preguntó si las mismas pruebas de ADN podrían haberse realizado hace años e identificado antes al sospechoso.

En 2001, las autoridades detuvieron a otro hombre por los asesinatos. Darrell David Rice, programador informático de Maryland, fue acusado de asesinato capital, y las autoridades alegaron que eligió a Williams y Winans por su odio a las mujeres y a los homosexuales.

Rice se había declarado culpable en 1998 del intento de secuestro de una ciclista a la que intentó obligar a subir a su camioneta, también en el Parque Nacional de Shenandoah. Cumplía una condena de 11 años de prisión cuando fue acusado de matar a WIlliams y Winans. Los cargos fueron finalmente retirados después de que las pruebas forenses demostraran que los cabellos encontrados en la escena del crimen le descartaban como posible sospechoso.

Según Kavanaugh, Williams, natural de St. Cloud (Minnesota), y Winans, que creció en Grosse Pointe (Michigan), eran dos excursionistas experimentadas y apasionadas de las cuestiones medioambientales. Iban de excursión con un golden retriever llamado Taj cuando fueron vistas por última vez por el personal del parque el 24 de mayo de 1996. Sus cuerpos fueron descubiertos el 1 de junio de 1996 en su campamento cerca de Skyline Resort.

Meador dijo que el FBI sigue trabajando con otros organismos encargados de hacer cumplir la ley para determinar si Jackson es responsable de otros crímenes sin resolver.

“Nuestra investigación no se detendrá”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *